Se acerca el verano, momento en el que nuestros cultivos leñosos requieren de una gestión hídrica eficiente para maximizar su producción. Prever las necesidades de estos no es tarea fácil y programar las aportaciones de agua en tiempo y forma necesita de un conocimiento profundo de la especie vegetal.

Históricamente la producción vitícola española ha estado marcada por distintas estrategias de riego, donde aplicar o restringir el agua en el pre y post envero, ha sido siempre una discusión habitual entre los profesionales, sobre todo en aquellos que se dedican en cuerpo y alma a la producción de uva.

Aunque aplicar riego es sinónimo de mayor producción, habrá que tener en cuenta en qué fase productiva se encuentra nuestra parcela. La misión de los ingenieros, técnicos y agricultores, es identificar las necesidades hídricas de los cultivos en las etapas en las que la lluvia no es suficiente. Pero hay un punto crítico a alcanzar durante el ciclo, el envero. Es en julio y agosto, donde la mayoría de las variedades vinícolas colorean sus bayas de diferentes tonalidades rojizas, azuladas, violetas, amarillas. Esta etapa y su éxito vendrá precedido del correcto manejo en el riego por goteo durante la brotación (desborre), floración y cuaje. 

Una buena opción es utilizar un sistema de riego por goteo que incorpore un gotero autocompensante, así, garantizamos la uniformidad en las distintas aportaciones de agua y fertilizantes, durante las etapas previas a la coloración de los viñedos. Además, si el gotero tiene propiedades antidrenantes como Inbar, podremos solucionar los problemas que producen los sistemas de riego a pulsos, evitando la descarga de los ramales una vez realizado el riego.

En España, las parcelas de viña, o terruños, suponen el 13% de la superficie mundial de este cultivo, por lo que la innovación técnica o la digitalización de la producción, son la clave en un país que invierte más de de 150 millones de euros anuales en proyectos ligados de I+D+i.

Un buen ejemplo de ese I+D+I es nuestra tecnología Rootguard, especialmente diseñada para el riego subterráneo (RGS), la única solución capaz de evitar la intrusión de raíces en el gotero. Productos como Assif Rootguard y su capacidad antisucción, son ideales para el riego subterráneo. Un claro ejemplo de que la innovación y la tecnología ha venido para quedarse.

El futuro del riego lo creamos juntos.

Water. People. Future.

La floración es el principio más incipiente de cualquier futura producción. El cuidado de su estado para el posterior cuaje marcará la consecución de los objetivos de recolección.

En el olivo, la floración se suele situar entre los meses de abril y junio dependiendo de la variedad y condiciones climáticas. Estas épocas destacan por las lluvias estacionales y cambios de temperatura que pueden ayudar o penalizar los planes futuros en cosecha, por ello es de vital importancia regular aquellos factores que tenemos en nuestra mano. Así pues, es aconsejable controlar la humedad del suelo que afectará de manera directa a la calidad y cantidad de la muestra al finalizar el cuaje. Nuestra misión es buscar un sistema de riego adecuado que sea capaz de alcanzar niveles de eficiencia hídrica convenientes, siendo capaz de distribuir homogéneamente el agua durante los diferentes estados fenológicos de nuestros olivos. 

En las últimas décadas, el olivar español ha experimentado un crecimiento técnico en su manejo pasando a distribuir las plantaciones en marcos superintensivos y sustituyendo el secano por el regadío. Regadío que tiene como abanderado el riego por goteo, ya que permite aplicar agua, fertilizantes y agroquímicos particularizando nuestra parcela según:

· Momentos climatológicamente adversos: (vientos, altas temperaturas, heladas, etc).

· Tipo de suelo: dimensionado de laterales y distancias entre goteros.

· Diferentes momentos productivos: (floración, brotación, cuaje, recolección)

En el caso del desarrollo de la trama floral, su correcta evolución dependerá de manera crítica del exceso o déficit de agua en el suelo, por lo tanto el manejo de la uniformidad de riego jugará un papel crucial en su desarrollo. Para garantizar caudales específicos y constantes a lo largo de los laterales en fincas con pendientes irregulares contamos con el gotero ADI, gotero cilíndrico autocompensante configurado para trabajar en condiciones duras de trabajo, como las que se dan en las fincas oleícolas. 

El periodo de floración del olivo es relativamente corto, por lo que alcanzar altos niveles de sanidad vegetal en nuestros árboles llegadas estas fechas conformarán parte de los resultados de la campaña. 

El olivo es un cultivo muy sensible al encharcamiento, sus raíces no toleran el exceso de agua ya que eso debilita su sistema defensivo ante enfermedades. Permitiéndose, si se dan dichas condiciones, la entrada de enfermedades criptogámicas como la verticilosis, que alcanza niveles peligrosos durante la floración y finales de verano, donde se experimentan movimientos abundantes en el flujo de savia.

Atendiendo a la necesidad de distribuir correctamente agua y herramientas de prevención de enfermedades, tan temidas por técnicos y agricultores, se hace cada vez más necesario contar con herramientas que aseguren el funcionamiento óptimo a lo largo de toda la instalación de goteo. Desde Caudal abogamos por la eficiencia y sostenibilidad de nuestros productos, dotándolos de características esenciales para cada situación. Super Compact, auna resistencia y precisión, a pesar de ser el cilíndrico turbulento más pequeño entre sus análogos, ya que está dotado de un excelente laberinto turbulento que lo confiere como una alternativa óptima a la utilización de aguas duras, agroquímicos y fertilizantes a lo largo de laterales de fincas regulares en sus pendientes.

La elección de un correcto sistema de riego, será una de las claves para mejorar la floración en los cultivos. En Caudal, disponemos de soluciones que se adapten al tipo de finca y condiciones de trabajo.

¡Descubre la tuya!

Aguacate, aguacata, avocado o palto entre otros muchos, es sin duda uno de los cultivos más preciados y en auge en la península y sobre todo en zonas como Málaga, Granada y Canarias.

Cuando visitamos fincas de aguacate, se puede observar cómo las instalaciones de riego tienden a renovarse, realizando cambios en los tipos de emisores, pasando del microaspersor al goteo, de un solo ramal por línea hasta tres o incluso cuatro.

Debido a las grandes sequías sufridas en las zonas productoras y a las ingentes cantidades de agua que consume el aguacate (7000 m3·ha/año aprox) es de vital importancia garantizar una eficiencia hídrica óptima. ¿Cómo? A partir de la búsqueda de la uniformidad de riego, usando emisores que ofrezcan garantías eficientes, sean de bajo caudal y se encuentren en distancias entre goteros pequeñas (30-40 cm) para así posibilitar la distribución homogénea de agua y fertilizantes en parcelas en terraza.

Las parcelas con esta distribución suelen tener mucha pendiente, con lo que un gotero autocompensante, capaz de mantener el caudal a lo largo del ramal es lo más idóneo. Una buena solución para alcanzar estos altos grados de eficiencia y uniformidad en dichas transformaciones del terreno es nuestro gotero autocompensante plano Vardit. Una buena solución en pendientes acusadas, terrenos irregulares y su excelente mecanismo de compensación.

Cultivar aguacate es distintivo de técnica y conocimiento, ya que tenemos que definir factores variables como son las necesidades hídricas en cada momento, condicionadas por:

  • Variedad y portainjertos
  • Climatología
  • Edad del cultivo
  • Estado fenológico de la planta
  • Tipo de suelo

Todos estos limitantes nos ayudarán a definir nuestra instalación de riego, ayudándonos de opciones versátiles y equilibradas como también lo es nuestro gotero Vered, una opción ideal para mantener la uniformidad de riego cuando las condiciones del agua no sean las más favorables. Dadas las características de nuestros goteros, su utilización favorecerá:

  • La menor deriva por viento
  • Un mayor control del solape entre bulbos
  • Unas menores pérdidas por evaporación
  • Un aumento de la eficiencia en el lavado de las sales del suelo
  • La aplicación localizada de los nutrientes (fertirrigación)

Si necesitas encontrar la mejor solución para tus cultivos de aguacate, no dudes en consultar nuestra gama de tuberías con gotero, podrás escoger el producto que mejor se adapte a las necesidades de tu cultivo.

El polietileno es químicamente el polímero más simple. Se representa con su unidad repetitiva (CH2-CH2)n. Es el plástico más producido a nivel mundial, unas 150 millones de unidades el año pasado.  La utilización del polietileno en la fabricación de tuberías para conducción y presión de agua (abastecimiento, saneamiento y riego) es relativamente reciente, ya que eran otros materiales como la fundición o el fibrocemento, los que dominaban las instalaciones hidráulicas. Puesto que es uno de los polímeros más utilizados para la producción de tubería bajo presión hidráulica, en Caudal llevamos más de 26 años apostando por la transformación del polietileno en productos competentes para agricultura y obra civil, principalmente adaptando las características de la materia prima a los usos demandados por los clientes:

MATERIALES

La densidad del PE dada a partir de las diferentes condiciones de operación llevadas a cabo en la reacción de polimerización, marcará las diferentes propiedades físicas atribuidas a la tubería como la rigidez, dureza y la resistencia térmica. Al aumentar la densidad también lo hace la dureza y rigidez:

Polietileno de alta densidad, HDPE (High Density Polyethylene)

Su densidad se sitúa entre 0,941 – 0,960 g/cm3, es un tipo de material más resistente a la tracción mecánica que el polietileno de media y baja densidad aunque menos flexible. Un buen ejemplo son PE 100 o PE 80, ambas muy resistentes a productos químicos como ácidos, disolventes, etc. En el caso del PE 100, puede ser utilizado para uso agrícola o alimentario, mientras que PE 80 únicamente para uso agrícola. Otra de sus características principales es su capacidad para resistir altas presiones y elevadas temperaturas de hasta 90º-100ºC. En ambos casos se trata de productos 100% reciclables.

Polietileno de media densidad, MDPE (Medium Density Polyethylene). 

En este material nos encontramos con una densidad entre 0,930 – 0,940 g/cm3, podemos hablar de un equilibrio entre los polietinelos de alta y baja densidad. Preparados para soportar una presión media de (6 bar), son materiales muy resistentes a productos químicos y al agrietamiento, incluso más que su hermano mayor el HDPE. Un buen ejemplo lo encontramos en nuestro PE 63 de uso agrícola. Por supuesto un producto 100% reciclable. Para más información, descarga aquí la ficha técnica de PE 63.

Polietileno de baja densidad LDPE (Low Density Polyethylene). 

Como su nombre indica, es un material de densidad más baja entre 0,910 – 0,929 g/cm3, aunque con propiedades muy interesantes, son los reyes indiscutibles de la flexibilidad. Preparado para soportar una presión entre 4 y 10 bares es, sin duda, un material ligero y de fácil manipulación. El producto PE 40 es una opción versátil, tanto para uso agrícola como alimentario, muy resistente al agrietamiento y 100% reciclable. Descubre más sobre PE 40.

ALGUNAS APLICACIONES

Nuestras tuberías de PE para conducción de agua a presión ofrecen soluciones óptimas para:

TUBERÍA ALIMENTARIA

La tubería alimentaria es usada para la conducción de agua potable. Se aplican fundamentalmente para redes de abastecimiento áreas urbanas e industria alimentaria (redes de abastecimiento de agua potable). Estas tuberías suelen ser de color negro e ir acompañadas de banda azul, identificándose así la idoneidad alimentaria que provee el material utilizado y su certificación Aenor o cumplimiento de la UNE-ES 12201-2.

TUBERÍA AGRÍCOLA

Cuando se elige tubería agrícola, se marca la premisa de ser usada única y exclusivamente para instalaciones de agua no potable (cabezales de riego, granjas, conducción de pluviales, etc), ya que no son tuberías certificadas para tal uso. Estas tuberías suelen ser de color negro e ir acompañadas de bandas verdes, marrones, blancas o moradas dependiendo de la densidad de la materia prima utilizada.

Han sido unos años de mucho esfuerzo para todos, sobre todo, para un colectivo muy especial, los sanitarios. Ellos y solo ellos fueron los protagonistas el pasado fin de semana en el Centro Deportivo de Puerto Lumbreras. El 20 de noviembre participamos en un acto de presentación de la campaña de concienciación sobre la VACUNACIÓN. Un pequeño homenaje a los sanitarios por el esfuerzo realizado y que siguen realizando. La campaña incluye el hastag #VACUNATE en la parte posterior de las nuevas camisetas. En Caudal, nos sentimos enormemente agradecidos de participar en esta iniciativa y de formar parte de la  familia del C.B. LUMBRERAS por la gran labor que realizan. Un evento que además sirvió de presentación de las nuevas equipaciones que acompañarán al equipo durante toda la temporada.

En el acto, contamos con la presencia del Secretario General de Salud (D. Andrés Torrente), el Director General de Deportes (D. Francisco Sánchez), El Director Deportivo de la FBRM (D. Josema Castro), el Vicepresidente de la FBRM (D. Míguelo Velasco). Los Propietarios de Caudal, (Dña. María José Martínez ) y (D.  Pedro Luis González), la Alcaldesa del Excelentísimo Ayuntamiento de Puerto Lumbreras (Dña. María Ángeles Túnez), el Concejal de Deportes del Excelentísimo Ayuntamiento de Puerto Lumbreras (D. Juan Rubén Burrueco) y el Presidente del C.B. Lumbreras (D. Juan Gallardo), así como una representación de jugadores de ambos equipos.

 

Con este patrocinio queremos aportar nuestro granito de arena a una labor tan importante como la de concienciar e inculcar a los más pequeños valores como el respeto, el esfuerzo o el compañerismo. Esperamos que las nuevas equipaciones traigan suerte al equipo, pero sobre todo, que puedan seguir disfrutando de algo tan bonito como el deporte. ¡A por todas LUA!